Sevilla y cierre

Casting en SEFFHace unos 12 años hice mi primer corto. En Sevilla. Se llamaba “Diez minutos” y trataba de dos tíos que se sentaban en un banco a no hacer nada. A charlar y enarbolar teorías absurdas. Rodamos rodeados de amigos y con la sensación plena de que era algo a lo que nos gustaría dedicarnos toda la vida. A pesar de muchas cosas. De que el ruido del generador se coló en todas las tomas y los diálogos iban acompañados del sonido del motor. De que no sabíamos hacer un travelling o de que me gané una bronca por querer abandonar el rodaje para ir a comprar gasolina para un coche que salía en plano… Y es que, por lo visto, ése era un trabajo que no debía hacer yo, sino alguien de producción.

Pero aprendimos. Y luego vino lo mejor. Disfrutar la proyección en casa de mi amigo Raúl, en Plaza Moravia, rodeados de litros y lo que no eran litros. Y risas. Y amigos… Y un VHS.

Y entendí que por eso hacíamos cine. O vídeo. O lo que fuera aquello: nuestras historias.

El pasado domingo 10 de noviembre se presentó “Casting – La película” en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, en un Teatro Alameda abarrotado, repleto de butacas nuevas y de muchos, muchos amigos. Y familiares. Y conocidos. Y gente que no veía hace siglos.

Y volví a tener esa sensación que que por eso Y SÓLO POR ESO uno se dedica a esto. Y que sólo por eso uno puede estar dos años y medio liado con una historia, trabajando y arriesgando todo lo que tiene por sacarla adelante. Y por las risas. Y las emociones. Y las sorpresas. Y esa lágrima que, según me contaron en secreto, soltó alguno de mis primos.

Hasta ese día, la cinta ya se había proyectado en bastantes festivales, muchos más de los que nos pudimos imaginar en agosto de 2011, cuando rodábamos la película. Además de los que se contaron aquí, estos días se presenta en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva y, el próximo martes 26 de noviembre, se volverá a ver en Madrid, en mi otra casa, con mi otra gente, en la Cineteca del Matadero, dentro del festival MadridImagen.

Ese día, los amigos de Madrid que queden por verla, tienen otra oportunidad. Y, para mí, de alguna manera, se habrá terminado este periplo. Eso sí. No sin antes cerrar el camino natural con un estreno técnico, que tendrá lugar el viernes 22 en los Multicines Atlántida de Arrecife de Lanzarote, donde permanecerá una semana para poder cerrar el papeleo.

Y ya está. Se acabó.

Porque hay que aceptar que, seguramente, la película se va a quedar donde está. Que, probablemente, nunca vamos a llegar a las salas comerciales. Que quizás, algún día, la gente podrá verla en Filmin y plataformas similares, en cuyo caso, iremos avisando con tiempo para los rezagados. Porque ya toca descansar. Decir adiós. Y jugar a otra cosa.

“Sólo un milagro podría hacer que cambiaran las cosas”, oigo decir. Pero de lo que hay que ser consciente es que el MILAGRO ya ha ocurrido. Que hemos terminado una peli. La hemos presentado en la Sección Oficial de un Festival como Málaga cosechando dos biznagas para TODO EL ELENCO. Que hemos visto nuestra peli en salas repletas. Salas de España y de fuera. Hemos cumplido nuestro sueño MUCHO MÁS ALLÁ de lo que un día soñamos. Hemos hecho una peli. NUESTRA PELI. Y muchos ya la habéis disfrutado. Muchos lo seguiréis haciendo ya veremos de qué manera. Y encima, hemos salido vivos.

Las cosas no han salido como esperábamos. Han salido MUCHO MEJOR de lo soñado.

Por eso, cierro este blog dando la ENHORABUENA y las GRACIAS a todo el equipo, los actores, productores y toda la gente que ha ayudado a que hayamos llegado hasta aquí.

Y MIL GRACIAS a los que habéis estado ahí SIEMPRE. Y es que, al igual que ya hicimos hace 12 años con un corto que sonaba a turbodiésel, lo seguimos haciendo por vosotros.

Sed felices. Id al cine. Y hasta la próxima 😉

ABRAZOS.

Festivales

Casting GáldarEl cartel es de Sergio del Toro, un genio canario que nos hizo este regalazo en el Festival Internacional de Cine de Gáldar, un certamen que tuvo el gesto de regalarnos una de sus primeras Guayarminas, además de un bonito homenaje y muchas, muchas chocolatinas.

Como éste, ha habido otras citas que últimamente han ayudado a acercar “Casting La Película” a cada vez más gente: Tarazona, el Festival de Cine de Toulouse, el Festival de Cine de Madrid Plataforma de Nuevos Realizadores (donde nos regalaron una Mención Especial de la Crítica) y las cada vez más cercanas citas de la Seminci o de Marsella, además de otros encuentros cercanos que aún no podemos anunciar de forma oficial.

Además, la película ha tenido la suerte de entrar en el programa New Spanish Cinema de PRAGDA junto a películas admiradísimas como “Seis puntos sobre Emma”, “Mapa”, “Una pistola en cada mano” y “Los niños salvajes”, lo que significa que todas estas películas -y “Casting La Película” entre ellas- podrán verse pronto en sitios como San Juan de Puerto Rico, Ottawa y, si todo va bien, en Houston, Miami y otros rincones de Estados Unidos.

Si nos hubieran dicho, hace un año, que iba a pasar todo esto y que, encima, íbamos a ganar dos biznagas de plata en Málaga, no nos lo hubiéramos creído. Por eso, está claro que ahora toca disfrutar del momento y dejar que la película vuele. Lo más posible. Hacia todos los lugares posibles. Porque es cierto que aún no tenemos distribuidor ni la certeza de que llegaremos a alguna sala comercial, pero sí lo es que la película está despertando risas y emociones en muchos sitios a los que nunca creímos que pudiéramos soñar. Y al final, todo esto era para que el público la disfrutara. Y, poco a poco, se va consiguiendo.

GRACIAS a los programadores que confían en la película. Y al público, por hacerles caso.

Nos vemos en los festivales. Nos vemos en los cines.

Tarazona

TarazonaLa primera vez que fui a Tarazona fue con “Cinco contra uno”. La proyección fue preciosa. Era el primer festival al que iba el corto y, aunque estaba feliz, también estaba aterrado por si no se iban a entender bien los diálogos andaluces, el habla cerrada del sur… De hecho, volví a Madrid convencido de que nadie había entendido nada y que teníamos un trabajo que sólo funcionaría más abajo de Despeñaperros… Sin embargo, pronto recibimos una llamada. Nos dijeron que habíamos ganado el Premio al Mejor Corto, y que teníamos la suerte de volver a Tarazona para recogerlo y asistir a la gala de clausura. Y qué clausura.

Me gustaría decir que lo recuerdo todo perfectamente, pero la verdad es que no. Noches memorables como ésa sólo acaban dejando flashes, lagunas… Sí sé que conocí al amigo Fernando Tielve. Y que jugamos al futbolín con Luis Larrodera y Javier Coronas. También sé que bebimos y bailamos hasta que se hizo de día… Y que, muy pocas horas después, vendría a despertarme en persona a la habitación del hotel el director y alma del festival, Raúl García Medrano, amigo y maestro de la paciencia, porque se iba el bus… Y que, al vestirme, comprobé que con la jarana había perdido la chaqueta, el móvil… Y el premio.

El premio lo recuperé. A los pocos días, me llegaron a casa las famosas gafas del enorme Paco Martínez Soria, actor turiasonense (gracias, Wikipedia) y el emblema perfecto de un certamen que se define a sí mismo como de comedia. Es uno de esos premios que uno guarda con afecto, porque sabe que tras él hay muy buenos amigos… Y MUY buen rollo.

El próximo domingo 18, volvemos a Tarazona. Esta vez, con “Casting – La película”. Es el primer festival al que vamos después de Málaga y tenemos muchas ganas de compartir la criatura con esta tierra. Así que gracias, Don Paco, por volver a acogernos. Sólo le puedo decir que intentaremos pasarlo igual de bien. Eso sí. Esta vez, le prometemos no olvidarlo.

Cines de Verano, Primavera, Otoño, Invierno

Cine de veranoLlevo todo este mes de julio yendo al cine de verano. En Sevilla hay varios. Y de distintos precios. Algunos, como el del CICUS, GRATIS. En estas semanas, he visto clásicos como “El vampiro de Düsseldorf”, “La noche del cazador” o una sesión de Chaplin con orquesta en directo. Y películas más actuales pero no muy conocidas como “Bárbara” o “Agua tibia bajo un puente rojo”. Y, curiosamente, LAS SALAS SIEMPRE ESTABAN LLENAS. Para la de Chaplin, concretamente, entré por segundos. Se quedó muchísima gente en la puerta.

Siempre que pasa eso me acuerdo de toda esa gente que dice: “El cine está obsoleto. Es que la gente ya no quiere ir a las salas. Prefieren ver las películas en sus casas”. Sí, claro. Igual que cuando en el Festival de Cine Español de Málaga había colas que daban vuelta a las taquillas para ver eso que tampoco quiere ver nadie y que se llama CINE ESPAÑOL.

A lo mejor la PANTALLA GRANDE es siempre la mejor opción. Sólo que quizás hay que flexibilizar los precios, fomentar el consumo en salas (igual que hay campañas para otras cosas, ¿por qué no hacer campañas para el fomento del consumo cultural?) e informar bien sobre descuentos, bonos y, si algún día llega, la famosa ‪#‎tarifaplana‬. Mientras tanto, ahí seguimos, llenando las salas de verano. Con el deseo de que algún día las veamos llenas en invierno, otoño o primavera. Para ver lo que sea. Sólo por EL DESEO DE VER.

PD: Este post no habla de nuestro proyecto en sí. De hecho, surge de un comentario en Facebook, pero he decidido incluirlo en este blog por una sencilla razón… Ojalá “Casting. La Película” y otras tantas historias puedan disfrutar medidas así. Y todas las que surjan.

Adiós, amigo

Jesús Robles - Ocho y MedioQuedaban poco más de 24 horas para el primer pase de Casting en el Festival de Málaga y teníamos un problema. Necesitábamos chequear la copia para comprobar que no había ningún error. Y no, no podía hacerse en el Mac. Hacía falta un cine. Un cine con proyector digital. A las 11 de la mañana. En Madrid. Y lo necesitábamos antes de las 14 horas o no llegábamos. Si había un fallo, era el tiempo que necesitaríamos para sacar un nuevo DCP.

No sé cómo, ni me puse nervioso. Sabía que la solución tenía un nombre: Jesús Robles.

Conocía a Jesús hace años, desde que entré con mi amigo Silver a trabajar en la librería Ocho y Medio, sin duda alguna, la mejor librería de cine del planeta. Un hogar en el que estuvimos casi dos años, llegando a sentirnos parte de la familia. De hecho, aún lllamo a María (la pareja de Jesús y co-fundadora del templo cinéfilo de Martín de los Heros) “mi madre madrileña”. Y recuerdo que más de una vez le han preguntado si yo era su hijo.

Y no. Pero casi.

De Jesús me sé hasta sus horarios, así que sabía que a esa hora tenía que estar en la librería. Por la tarde dejó de ir hace años. Aun asi, no sé bien por qué, le llamé al móvil.

Y el Jesús que me cogió la llamada era otro Jesús. Ya se lo noté en la voz. Hablaba con voz cargada, como demasiado cansado para ser el mismo Jesús que he visto montando escaparates-obras de arte en cuestión de minutos: “Jorge, qué pasa…”.  Le conté lo que ocurría y me dijo: “Pues mira… Es que yo no estoy en la librería ahora… No me encuentro bien. Tengo cáncer”. Lo soltó así. Como Jesús soltaba las cosas. Sin dar pie a ningún tipo de compasión. “Sí… Me han dicho que hay una parte que ha entrado en metástasis”… Y me quedé mudo. No sabía qué hacer ni decir. Tampoco sabía qué hacía yo preguntando una tontería egoísta de este calibre a un tipo al que quería, pero que se estaba muriendo.

“Llama a María, que hable con los del Golem, que les diga que vas de mi parte”… “Pero Jesús, déjalo, da igual, ya si eso…”. “Que hables con María, la aviso yo. Y vas al Golem”.

Y así ocurrió.

Media hora después, me encontraba en la puerta de los Golem entregando la primera copia de Casting para que la cargaran en el proyector de una de las salas míticas de Madrid. Y mientras la cargaban, saludé a María. Nos abrazamos y casi me derrumbo.

“Ni se te ocurra derrumbarte a ti. Que si te derrumbas tú, me derrumbo yo”, me dijo.

Así que aguantamos.

Y chequeamos la copia. Y comprobamos que tenía por lo menos tres fallos que hacían la copia inservible. Y nos dimos cuenta de que GRACIAS a esa revisión habíamos salvado la película. Y que teníamos aún un pequeño margen para llegar a Málaga. Y corregir la copia.

Y así lo hicimos. Y llegamos. Una hora y media antes del pase de prensa. Pero llegamos.

Jesús Robles murió anoche a las 5:30 de la mañana. Llevaba varias semanas pensando en mandarle una copia privada de la película, pero creí que podía esperar. Que llegaría al otoño. Y que la veríamos juntos en algún cine de Madrid. Las últimas noticias eran que la quimioterapia estaba funcionando, pero la muerte ya se había montado otros propósitos.

Esta tarde, se proyecta Casting en la Filmoteca de La Rioja, en el primer pase de la peli después de su paso por el Festival de Málaga. Y será un pase dedicado a la memoria de Jesús, maestro, amigo, familia. Y otro salvador de una película que, con él, nació intacta.

Muy buenas noches, Jesús. Descansa y disfruta. Con todo tu cine. Con todos tus mitos.

Biznaguismos

BIZNAGUISMOS La foto la hice el día después de la gala. En el hotel oficial del Festival de Cine Español de Málaga. Minutos antes de que el amigo y co-productor Jorge Santamaría nos recogiera a algunos rezagados para volver a casa en un coche lleno de anécdotas, cansancio y cine.

Han pasado casi dos meses y hasta hoy no he podido sentarme escribir con tranquilidad y algo de distancia sobre lo que ha significado para “Casting La Película” este momento:

RECIBIENDO PREMIO 2Ahí aparecen Javier López, Esther Rivas, Beatriz Arjona, Ken Appledorn, Nay Díaz, Marta Poveda, Ruth Armas, Carmen Mayordomo y Dani Pérez Prada -y, aunque no estén en la foto, siempre incluiré a los enormes Juanra Bonet y Natalia Mateo- recogiendo esos dos premios a todo el reparto masculino y femenino de la peli, un reconocimiento precioso a esta historia de actores en la que ellos se interpretan a sí mismos y no. Un regalazo del jurado y del festival. Un reconocimiento a un grupo de amigos que SON LA PELÍCULA.

Durante estos casi sesenta días, la película ha estado sumergida en una especie de stand by por motivos técnicos (la copia de Málaga tenía varios fallos y los hemos corregido para que las siguientes proyecciones estén perfectas) pero ya hemos empezado a moverla por festivales y esperamos dar a conocer muy pronto noticias de la evolución de “Casting La Película” dentro y fuera de cualquier frontera. Y, aunque todavía no hay un distribuidor que se haya hecho cargo de la criatura, sabemos que pronto aparecerá alguien a la que se la confiaremos gustosos y felices. Con esa alegría con la que esta panda de locos a los que admiro y quiero dejó a mi cargo unas biznagas que SIEMPRE serán suyas y que siempre cuidaré como un regalo al conjunto de la película, a los productores, al equipo técnico y a todo aquel que hace dos veranos confió en un guion que, ahora sí, por fin, TIENE VIDA.

COMPARTIENDO EL PREMIOGRACIAS, MÁLAGA. GRACIAS, EQUIPO. GRACIAS, AMIGOS. GRACIAS A TODOS.

Nacimiento

Estreno CastingDomingo. 19:30 horas. En el patio de butacas del Teatro Cervantes de Málaga sólo se ven algunos huecos en la primera fila. Ya hemos pasado por la alfombra roja. Ha sido divertido entrar en los coches oficiales que nos llevaban del hotel al teatro mientras todo el público gritaba: “¿¡Y vosotros quiénes sois!?”. Porque no nos conoce nadie. Porque somos unos completos desconocidos. Menos mal que llega Mabel Lozano para presentarnos ante un hermoso auditorio que estaba allí para ver una película. En concreto, NUESTRA película.

Antes de eso, una introducción. Decido contar la historia de cómo me robaron la ropa que tenía preparada para Málaga sin imaginar que podría acabar siendo un vídeo de YouTube y vamos notando que el público se siente cómodo, relajado, a gusto. Y nosotros también. Al acabar, nos acompañan al palco. Todos juntos. Todos unidos. Todos emocionados por eso que estaba a punto de pasar. Todos flipando de estar allí. Todos felices de estar aquí.

El sonido de una cámara analógica elegido por el maestro Tomé abre la película y, pronto, las letras de “Casting” inundan la pantalla. Hago la foto que preside este post. Y me callo.

Y el público también se calla. Y todos nos callamos. Y dejamos que hablen Javi, Esther, Ken, Nay, Ruth, Marta, Juanra, Carmen, Natalia y todos los personajes de “Casting. La Película”. Y notamos que la gente se ríe donde esperábamos, así como en lugares que nunca esperamos pero que, curiosamente, han terminado funcionando mejor de lo que soñamos. Que se emocionan donde toca. Y que, mágicamente, el auditorio aplaude a mitad de la película después de un monólogo de Ken tan impecable como implacable.

Y la peli aguanta. Y termina naciendo 90 minutos y dos años después. En un teatro de Málaga. Un teatro donde un grupo de desconocidos ha logrado colarse gracias al valor del comité de selección, y de un equipo técnico y unos actores que, durante dos años, han estado ahí para que la criatura naciera. Dando lo mejor de sí. Siendo lo mejor de sí.

Y ni un segundo después del final, justo en el corte a créditos, ocurre lo que ninguno de nosotros esperábamos. Sin ningún titubeo, los primeros espectadores de la historia de nuestra peli se levantan de sus butacas y empiezan a aplaudir, silbar y gritar a ese grupo de desconocidos que ha desembarcado milagrosamente en la Sección Oficial del Festival de Cine Español de Málaga con una película de poco dinero, muchos colores y enormes actores. Una exposión alegre. Como si toda la energía nos la devolviera el público con su cariño y sus miradas. Como si todos se alegraran de que hubiéramos llegado hasta aquí.

Estreno Casting 2Y no podemos hacer otra cosa que sonreír, devolverles el aplauso y disfrutar el momento. Porque ya es oficial. Ese grupo de desconocidos tiene una peli. Su primera peli. Y una peli que divierte. Gusta. Emociona. Porque estos padres primerizos han dado a luz algo con lo que el público disfruta, se divierte, juega y se deja llevar. Porque el trabajo de dos años ha merecido la pena. Y porque estamos contentos nivel infinito. Porque echamos a andar en el mejor momento posible. Con el mejor público posible. En el mejor sitio posible. Gracias, Málaga, por dejarnos celebrar aquí el nacimiento. Eres lo que necesitaba nuestra criatura.

Estreno Casting 3