La primera lectura

La primera lectura es importante. Se calculan tiempos, se ven las diferentes energías de cada actor, se escucha todo el guión… Esta primera lectura, además, venía con trampa. Ninguno de ellos había leído ninguna versión. Algunos sabían de qué iba… Otros, ni eso.

Y funcionó. Pusimos en marcha el cronómetro y la historia empezó a cobrar vida. Fue una primera pasada rápida, sin parones, para contrastar. Nos acompañaba el agua, el Nestea y la limonada. Y Ken, vía Skype. O lo que es lo mismo, con 2 segundos de retraso a todo.

Y funcionaba. Con 2 segundos de retraso también funcionaba. Tanto que quizás usemos esas pausas en el rodaje. Discutimos ideas, se plantearon dudas y se solucionaron todas.

Hicimos dos pasadas. Entre una y otra, los actores terminaron de cuadrar sus fechas con Raquel, una maga en coger los datos, comprimir el tiempo y componer un Tetris perfecto.

Quería hacer una primera lectura sin cerrar el guión. Dejar abierta la posibilidad de cambiar cualquier cosa antes de cuadrar el plan de rodaje. Quería tener esa libertad. Ahora, sé por qué. En el fondo, esta historia nace de ellos. Sólo volviendo a ellos se podía cerrar el ciclo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s